4326 Preguntas frecuentes de limpieza y mantenimiento | Phonak

Limpieza y mantenimiento

Preguntas frecuentes

¿Cómo mantengo mis audífonos?

Al manipular con cuidado los audífonos, mantendrá sus funciones durante muchos años y podrá minimizar los posibles problemas durante el uso diario. Los audífonos tienen un diseño robusto pero no pueden soportar un tratamiento o mantenimiento inadecuados. A continuación, encontrará algunas sugerencias de mantenimiento valiosas:

Proteja el audífono de la suciedad
Antes de tocar al audífono, procure que sus dedos estén siempre limpios y secos. La entrada del micrófono es muy pequeña y puede obstruirse si se manipula de manera inadecuada.

Evite los impactos
Evite que el audífono se caiga en superficies duras. Esto puede suceder mientras lo limpia o cuando cambia la pila. Tenga cuidado al insertar o retirar el audífono.

Proteja los audífonos de los efectos de las altas temperaturas
Nunca debe exponer el audífono al calor. Protéjalo de la luz solar directa (en casa o en el coche aparcado) y no lo coloque cerca de estufas.

Proteja el audífono de la humedad
Retire el audífono de la oreja antes de ducharse, bañarse o nadar. Debido a los elevados niveles de humedad, no debe dejarlo en el baño. De manera ocasional, limpie sus oídos antes de colocar los audífonos. La humedad y la condensación pueden dañar los componentes electrónicos de los audífonos. Se recomienda quitar la pila del audífono por las noches y dejar el portapilas abierto. Su audioprotesista puede facilitarle sistemas de secado especiales.

Manténgalo fuera del alcance de los niños y mascotas
Coloque el audífono fuera del alcance de niños y mascotas. Los audífonos que continúan encendidos y se dejan por ahí emiten sonidos de tonos agudos que pueden irritar a los perros. Esto ha dado como resultado que algunos perros se hayan comido los audífonos.

Evite el contacto con laca o cosméticos
Las finas partículas de la laca o el polvo de los cosméticos pueden obstruir la entrada del micrófono y el interruptor del control de volumen. Retire los audífonos antes de utilizar productos y cosméticos de cuidado corporal.

Limpieza
Limpie con cuidado el audífono con una toalla suave y seca. Los productos de limpieza, alcohol y disolventes pueden provocar daños.

Higiene del oído
Preste siempre atención a una adecuada higiene del oído. Para que los audífonos puedan proporcionar el mejor rendimiento, sus oídos no deben tener cerumen ni residuos, por ejemplo, piel seca o infecciones; lo mismo se aplica al auricular en audífonos retroauriculares. Su audioprotesista puede facilitarle productos para ayudar a mantener su oído o los auriculares limpios. El audioprotesista examinará su oído y los audífonos con detenimiento en busca de bloqueos causados por cerumen o residuos, y comprobará los audífonos funcionen de manera adecuada.

Guarde sus audífonos en un lugar seguro
Cuando no use los audífonos, guárdelos en un paño seco. Transporte siempre los audífonos en su estuche. Retire las pilas si no va a utilizar los audífonos durante un período largo.

Las reparaciones solo deben realizarlas los especialistas

Los destornilladores y el aceite no son buenos para los audífonos. Si entra en contacto con los componentes electrónicos o micromecánicos, puede provocar daños irreparables.

¿Cómo limpiar y mantener de manera adecuada los audífonos intrauriculares?

El audioprotesista le proporcionará información detallada sobre cómo limpiar los audífonos y le puede recomendar productos de limpieza y mantenimiento de Phonak.

  • El agua y los disolventes pueden dañar los componentes electrónicos sensibles. Tras retirarlos, limpie los audífonos con un paño suave y seco. (Si los audífonos entran en contacto con agua o disolvente, límpielos inmediatamente con un trapo seco y suave).
  • Compruebe diariamente el audífono y el auricular en busca de restos de cerumen o humedad y límpielos si es necesario. Utilice un cepillo especial para esto. Limpie siempre los audífonos desde arriba hacia abajo para evitar que el cerumen o las partículas de polvo entren en los audífonos.
  • Si el volumen del audífono disminuye, es posible que el filtro de cerumen esté bloqueado. Sustituya el filtro de cerumen o consúltelo con el audioprotesista.

Importante para audífonos intrauriculares

Ya que los componentes electrónicos de los audífonos intrauriculares están integrados en el auricular (en la carcasa), estos audífonos son particularmente propensos a dañarse debido al cerumen, humedad y suciedad.

¿Cómo limpiar y mantener de manera adecuada los audífonos retroauriculares?

El auricular se extrae y se debe limpiar diariamente (use tanto paños de limpieza de la gama de limpieza y mantenimiento de Phonak o un paño suave y húmedo).

Mientras lo limpia, compruebe con detenimiento la abertura del auricular. No debe estar bloqueado porque el sonido del audífono se distorsionará y no se podrá escuchar nada. Limpie minuciosamente el auricular al menos una vez a la semana. Pregunte al audioprotesista sobre los productos de la gama de limpieza y cuidado de Phonak.

Consulte a su audioprotesista si:

  • Experimenta incomodidad o dolor a pesar de que el audífono esté correctamente colocado.
  • Ya no se puede eliminar el cerumen de la abertura del audífono.
  • El tubo del auricular está de color amarillo y frágil.
  • No puede ajustar el volumen deseado porque el audífono comienza a pitar.

Importante para audífonos retroauriculares

Separe siempre el auricular del audífono antes de limpiarlo. El audífono nunca debe entrar en contacto con agua. Cuando conecte el auricular al audífono, debe estar completamente seco. Lo mejor es secar el tubo con un soplo de aire mediante un expulsor de aire (no sople aire a través del tubo con la boca). El audioprotesista puede facilitarle este barato accesor 09C8 io.

0