6000 Manipulación y mantenimiento de los audífonos de los niños | Phonak

Cómo cuidar los audífonos

Con el kit de mantenimiento pediátrico, el mantenimiento será un juego de niños. La esperanza de vida y el funcionamiento sin problemas de un audífono se incrementarán mediante un mantenimiento y cuidado regulares. Una vez que los audífonos se hayan adaptado, por lo general los padres o cuidadores tienen la máxima influencia sobre la manera en que el niño trata y cuida de los audífonos y, por último, sobre el progreso que se consiga con respecto a la audición del niño. El kit contiene todo lo que un padre necesita para mantener los audífonos junto con las instrucciones de uso.

Manipulación y mantenimiento de los audífonos

El mantenimiento y el uso de los audífonos se explican durante la cita para la adaptación del audífono. Es posible que le soliciten que vuelva tras una semana o dos para comprobar el funcionamiento del audífono y resolver las posibles dudas. Muchos audiólogos solicitan un kit de mantenimiento de audífonos para los niños cuando encargan los audífonos. Los elementos comunes de un kit de mantenimiento son:

  • Comprobador de carga de pilas
  • Pera de goma para secar los tubos
  • Bucle de cera para el molde
  • Tubo de audición para oír el audífono
  • Contenedor para absorber la humedad del audífono

Humedad

Los audífonos son muy sensibles a la humedad. Deben mantenerse en las orejas del niño o en el contenedor de secado. El contenedor incluye cristales de sílice que absorben la humedad del audífono durante la noche. La humedad provoca problemas graves en los audífonos. El niño llevará el audífono de forma continua mientras esté despierto. Algunos niños prefieren llevarlos también mientras duermen. Deberá volver a colocarlo en la oreja del niño cuando esto ocurra. Es importante que el niño aprenda a mantener los audífonos en las orejas para obtener el máximo de beneficios.

0