Ajuste y seguimiento

Los audífonos se ajustan o programan para proporcionar la cantidad adecuada de amplificación para el niño. Pueden estar preprogramados por el audioprotesista antes de que usted llegue. Esto le proporciona más tiempo para enseñarle a utilizar los audífonos.

Ajuste de audífonos

El audioprotesista comprobará el ajuste de los moldes y recortará los tubos a la longitud correcta. El codo del audífono está conectado al tubo. En el caso de las carcasas a medida de ITE, el audioprotesista comprobará la colocación de la carcasa en la oreja para ver si encaja bien en el conducto. Se colocará una pila en el audífono y este se colocará en la oreja de su hijo. Hay mucho que aprender en esta cita. El audioprotesista le enseñará a encender y apagar audífonos, así como a colocarlos y quitarlos de la oreja de su hijo. Le aconsejamos que lo haga varias veces antes de irse del centro. También aprenderá a comprobar la pila y a cambiarla cuando se descargue. A la mayoría de los audífonos hay que cambiarles la pila cada semana o diez días. En el caso de los niños pequeños, los audífonos deberán contar con una puerta para pilas a prueba de manipulaciones, de forma que el niño no pueda sacar la pila. Más información

Del mismo modo, le enseñarán a limpiar los moldes y los audífonos, así como el lugar en el que guardar los audífonos cuando no se utilicen por la noche. El audífono incluye un manual que trata toda la información que el audioprotesista le va a proporcionar. Si se le ha olvidado algo, puede buscarlo en el manual.

Seguimiento del audífono

Es posible que vuelva a la clínica varias veces durante el primer mes y el segundo. Puede que se tengan que realizar pruebas adicionales durante estas visitas. El audioprotesista puede revisar algunas de las instrucciones que le haya dado. Si le preocupa algo, comuníqueselo al audioprotesista en ese momento. Se insistirá en el uso continuo del audífono. Si tiene problemas para mantener el audífono en los oídos del niño, el audioprotesista le proporcionará sugerencias útiles. Uno de los problemas más frecuentes es la "realimentación" o los pitidos. Durante el primer año de vida, el conducto auditivo del niño crece con mucha rapidez. Cualquier filtración de sonido en los alrededores del molde puede provocar una realimentación excesiva. Lo normal es que el molde se sustituya cada mes durante los primeros meses.

Del mismo modo, es normal que el audífono pite cuando haya algo muy cerca. Algunas veces el audífono pita cuando el niño está en un asiento durante la conducción. Se recomienda cambiar al programa FM, ya que el coche proporciona muchas oportunidades de aprendizaje. Si le preocupa que su hijo abra la puerta de las pilas, lo más seguro es sacarlas. Si el bebé se traga una pila de forma accidental, llame al hospital de forma inmediata.

Agradecimientos

Phonak agradece el permiso y la asistencia de las siguientes organizaciones por su visión experta en esta parte de nuestra web