¡No hay nada más precioso que un recién nacido! Los bebés son cálidos, inquietos y enternecedores. Hay bebés grandes y pequeños, regordetes y delgaditos. Está encantado con su precioso recién nacido tal como es. Está emocionado ante la perspectiva de ver crecer a su bebé con su propia personalidad. Pero, ¡espere!

Comunicación

¡Hay muchas cosas en las que pensar! La comunicación con su bebé es una de las cosas más importantes. Los bebés empiezan comunicando sus necesidades mediante el llanto. La capacidad de aprendizaje de otros medios de comunicación del bebé dependerá de su capacidad auditiva. El screening auditivo a recién nacidos identifica las pérdidas auditivas en una edad temprana.

El objetivo del screening auditivo universal a recién nacidos es realizar un screening auditivo a cada recién nacido en el momento de su nacimiento. Esto significa realizar un screening auditivo a los recién nacidos en neonatos o en la unidad de cuidados intensivos antes de abandonar el hospital. Los bebés que no nazcan en hospitales o que lo hagan en hospitales pequeños se derivan a un centro local para someterlos al screening. No todos los países disponen de instalaciones para el screening de modo que, si no está seguro, puede ponerse en contacto con el departamento local de sanidad para saber dónde acudir para realizar un screening a su bebé.

Los procedimientos de screening son rápidos, fiables, baratos e indoloros. Si los resultados del screening no son satisfactorios, los test de seguimiento son siempre necesarios. Normalmente, los bebés se someten a varios test de screening cuando nacen para identificar los problemas más habituales. Uno de ellos es la pérdida auditiva. La pérdida auditiva se produce en 3 bebés de cada 1.000 nacimientos de bebés sanos. Unos 3 bebés de cada 100 que hayan estado en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) presentan pérdida auditiva. Es importante identificar las pérdidas auditivas tan pronto como sea posible para minimizar el impacto en el desarrollo del habla, el lenguaje y el aprendizaje. La mayoría de los países han promulgado leyes que obligan a comprobar la audición en el momento del nacimiento.

En los países en los que no se disponga de screening auditivo universal a recién nacidos behavioral testing pueden utilizarse técnicas similares de observación del reflejo condicionado o audiometrías de refuerzo visual para determinar si un niño presenta una pérdida auditiva. Los bebés muy pequeños responderán a los sonidos, sin embargo deben ser algo intensos. Aunque un bebé oiga un sonido suave, es muy pequeño para mostrar que lo oye. Cuando un sonido se presenta con la intensidad adecuada para la edad del bebé, este probablemente fruncirá el ceño o abrirá los ojos. Estos sonidos se proporcionan en diferentes frecuencias desde sonidos graves a sonidos muy chirriantes. Los bebés pequeños se adaptan a estos sonidos y dejan de responder, de forma que tanto usted como el audioprotesista deberán observarle cuidadosamente.

Por sí mismo, este test no indica el nivel exacto de pérdida auditiva. En combinación con otros test recopilados a lo largo de los meses, puede obtenerse un gráfico del audiograma de la audición de un niño.

Agradecimientos

Phonak agradece el permiso y la asistencia de las siguientes organizaciones por su visión experta en esta parte de nuestra web