¿Cómo funciona el oído?

Un buen punto de arranque es conocer el funcionamiento del oído. El sonido está formado por pequeñas vibraciones en el aire. En el proceso de audición están involucrados el oído y el cerebro. El oído modifica las vibraciones del sonido en una señal que el cerebro pueda entender. El cerebro es la parte más importante de la audición, ya que es donde los sonidos se convierten en información con sentido. El oído presenta tres partes: el oído medio, el interno y el externo. Cada parte se encarga de una tarea diferente

Oído externo

La porción externa del oído presenta forma de copa, de forma que pueda capturar las vibraciones del sonido en el aire. Las vibraciones viajan por el conducto auditivo externo e impactan en el tímpano. Esto provoca la vibración del tímpano.

Oído medio

La vibración del tímpano mueve tres pequeños huesos (conocidos como la cadena osicular) en el oído medio. Los nombres de los huesos son martillo, yunque y estribo. Estos huesos amplifican la vibración y transfieren las ondas de sonido a la cóclea del oído interno.

Oído interno

La cóclea es un pequeño canal con forma de caracol que atraviesa el hueso temporal. Los tres canales cocleares contienen un fluido. Las vibraciones de la cadena osicular se absorben en los canales de fluido como ondas en un estanque. El canal medio contiene el órgano de Corti y células ciliadas sensoriales. El movimiento del fluido inicia una reacción en cadena que provoca que los cilios se doblen. Este movimiento provoca que las células envíen impulsos eléctricos al octavo nervio, que transmite la señal al cerebro.

Cerebro

El córtex auditivo del cerebro interpreta los impulsos neuronales para obtener un mensaje con sentido. Interpretamos el mensaje de acuerdo con nuestra experiencia de la vida.

Agradecimientos

Phonak agradece el permiso y la asistencia de las siguientes organizaciones por su visión experta en esta parte de nuestra web

Película de explicación